Los hijos se han dormido |
Los hijos se han dormido
La obra es una adaptación de “La gaviota” de A. Chejov, realizada por Daniel Veronese, que como novedad, resignifica la temática del incesto entre madre e hijo, al acentuar el vínculo que de por sí remiten a Gertrudis y Hamlet, en Shakespeare. Pero además de que Treplev remita al héroe que duda en un mar de dudas que sólo sirve para postergar su acción (muy bien tematizado aquí como efecto de metateatralidad, para establecer un canon en Arte) Nina, corretea y juega como Ofelia, algunos elementos presuponen la intención de traslucir y dejar en evidencias las huellas que la obra chejoviana mantendría con el príncipe de Dinamarca.