top of page
1 platea net-04-1200x1200.jpg

COMIENZO

"Tengo 38 años y he sido sensible toda mi vida, Danny", dice Laura. Esta noche, sin embargo, podría ser diferente. La nueva obra de David Eldridge es una meditación irónica, divertida y conmovedora sobre la soledad, esa vergüenza privada de no estar en pareja en la era de Tinder y de alardear fraudulentamente en las redes sociales. Escrita con profundidad, humor, compasión y un agudo sentido del ridículo, la pieza se desarrolla inmediatamente después de la fiesta de inauguración del departamento de Laura.

bottom of page